El ácido hialurónico es un componente importante de los  cartílagos articulares  y del  líquido sinovial existente en las cavidades articulares. El ácido hialurónico  proporciona viscoelasticidad al líquido sinovial, fundamental por sus propiedades de lubricante y amortiguador, siendo además  un componente esencial en la correcta estructura del cartílago articular. En la artrosis (enfermedad degenerativa articular)  y en los casos de condromalacia (lesión del cartílago articular),  la cantidad de ácido hialurónico en el líquido sinovial y en el cartílago es insuficiente  para favorecer cambios reparativos efectivos y su calidad está degradada.


La infiltración  intraarticular de ácido hialurónico mejora la movilidad articular a causa de su consistencia oleosa reducesignificativamente  la fricción  de las articulaciones y favorece la regeneración del cartílago articularen las zonas de lesión o condromalacia. También mejora la calidad del líquido sinovial endógeno intrarticular. Los efectos beneficiosos del ácido hialurónico infiltrado pueden derivar también de sus interacciones con algunos componentes de la cavidad sinovial (sinoviocitos y condrocitos).

 

 

El ácido hialurónico es una sustancia de aspecto oleoso, cristalina y transparente que se aplica en  jeringas pre-cargadas con diferentes concentraciones y volúmenes, adecuadas al tamaño de  la articulación a tratar. Es más comúnmente utilizado en hombro y rodilla pero se aplica en cualquier articulación.  Como resultados mejora la movilidad articular, reduce el dolor y protege la articulación.


El alivio que proporciona el tratamiento con acido hialurónico es de inicio más lento que otros medicamentos, pero suele durar más tiempo y, en algunos casos, se ha visto que la mejoría dura entre seis e incluso hasta 12 meses. Su efecto antiinflamatorio y lubricante de la articulación  mejora los síntomas de la artrosis; mejora la movilidad articular, reduce el dolor y protege la articulación de forma que se consigue retrasar el reemplazo quirurgico de la articulación en varios años. Es un fármaco seguro, sin efectos secundarios ni riesgo si su manejo es llevado a cabo por un médico especialista en Rehabilitación.

 

 

 

El medico rehabilitador evalua, diagnostica y trata todo tipo de patologias de forma conservadora mediante medicación oral o via infiltración, tecnicas manuales, fisioterapia y medidas fisicas.

 

  

 

c/ Pintor Rosales, 12 bajo (Logroño) Tlf. 941 208 476 / 673 576 011

Horario clínica: 9.00 a 13.00 y 16.00 a 20.00

 

  

Nuestra página utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información aquí